viernes, 10 de junio de 2011

Lo básico sobre la dentición de tu bebé

No hay nada tan lindo como acurrucarse y acariciar a tu bebé. El calmar a un bebé que llora puede ser un desafío pero generalmente no es demasiado difícil. Pero el cuidado de un bebé al que le están saliendo los dientes es una verdadera prueba de fuego para una madre. Aquí encontrarás consejos sobre cómo reconocer los indicios de la dentición, sobre los mejores remedios, y sobre cómo “sobrevivir” la experiencia.
Tal vez te ayude saber que para algunos bebés la salida de los dientes ocurre rápidamente y con relativamente poco dolor. Este podría ser el caso con tu bebé. ¡Ojalá así sea! Pero si no eres del las afortunadas procura mantener la calma durante este tiempo difícil, ya que tu bebé cuenta contigo para reconfortarlo a través de su incomodidad.

Como reconocer la dentición
  • A la mayoría de los bebés les empiezan a salir los dientes entre los 6 y 7 meses de edad. Sin embargo, algunos bebés comienzan a los 3 meses o incluso hasta los 11 o 12 meses. La mayoría de los bebés terminan el proceso de dentición para los 3 o 4 años de edad. Todos los bebés son diferentes, así que no te preocupes si tu bebé aún no le han comenzado a salir los dientes, mientras que a otros niños de su misma edad sí.
  • Si notas que tu bebé no está durmiendo bien, está irritable, babeando, gritando, mordiendo o masticando, lo más probable es que ha comenzado su dentición.
  • Comprueba si hay pequeños bultos o chichones en las encías de tu bebé. Esta es la forma más rápida de detectar si le están empezando a salir los dientes.
Consejos para calmar a un bebé en dentición
  • Puedes haber escuchado este consejo de tu mamá o abuelita; todo lo FRÍO es un gran alivio para tu bebé cuando le están saliendo los dientes. Piensa en un paño frío, o en anillos u otros juguetes para la dentición refrigerados — preferentemente los de goma (caucho o hule) firmes, ya que tienden a romperse con menos frecuencia.
  • Durante la dentición, las encías de tu bebita van a ser muy sensibles. Por consiguiente estará incómoda, adolorida, irritable y — como te imaginarás — llorará para pedir tu ayuda y tu consuelo. Adormece sus encías para que no le duelan. Hay muchos gels de venta libre así como productos para la dentición totalmente naturales. Consulta a tu pediatra para obtener recomendaciones específicas. Y ten cuidado con el uso prolongado de cualquier producto para no suprimir el reflejo nauseoso natural de tu bebé.
  • Si bien no es común, algunos bebés pueden sufrir una fiebre cuando les están saliendo los dientes. Comunícate con tu médico inmediatamente, antes de darle a tu bebé cualquier medicamento para calmar el dolor de las encías y la fiebre.
El cuidado de los dientes del bebé
  • Una vez que le lleguen los dientes, hay que cuidarlos. La salud oral es importante.
  • Limpia los dientes de tu bebita con un paño suave, una gasa o un cepillo de dientes especial para bebés. Limpia sus dientes por lo menos una vez al día con agua y siempre límpialos antes de que se vaya a a la cama. Consulta con tu dentista sobre la edad en la que recomienda que empieces a usar pasta de dientes.
  • No permitas que tu angelito duerma con un biberón lleno de leche o jugo durante la noche, ya que se pueden podrir sus dientecitos y podría llegar a tener caries.  Mejor no dejes un biberón en la cuna.
  • Cuando tu hijito llegue a su primer cumpleaños, es el momento de llamar al dentista para hacer su primera cita.
La dentición es un hito en la vida de tu bebé. Aunque ni tu ni ella la disfruten durante el proceso, celebra este logro y disfruta de la nueva sonrisa de tu bebé – ahora con dientes lindos y sanos.

Temas relacionados:
Alimentos ricos en vitamina B 
Obesidad en el embarazo 
Uñas sanas y fuertes 

0 comentarios:

Publicar un comentario