jueves, 9 de junio de 2011

La deficiencia de hierro: es importante descubrir su causaLa deficiencia de hierro: es importante descubrir su causa


Si los niveles de hierro se encuentran bajos, la producción de glóbulos rojos sanos disminuye.  Los glóbulos rojos se crean en la médula ósea, donde recogen hemoglobina rica en hierro.  La hemoglobina es un componente sanguíneo que transporta oxígeno a los tejidos y el hierro, por su parte, es necesario para la producción de hemoglobina.
Cuando la hemoglobina disminuye, los glóbulos rojos transportan menos oxígeno y como resultado, se presentan síntomas que podrían avanzar desde sentir cansancio a no poder hacer ejercicio por falta de aire.
La deficiencia de hierro puede diagnosticarse mediante un análisis de sangre.  A veces, es fácil determinar las causas para la deficiencia de hierro, como en el caso de pérdida de sangre vinculada a menstruaciones fuertes, a una lesión o a un traumatismo.  Por otro lado, un sangrado interno también puede contribuir a deficiencia de hierro.  Un sangrado crónico no reconocido en el tracto gastrointestinal puede relacionarse con un cáncer y, por ello, es primordial determinar en las personas mayores y en quienes tienen antecedentes de cáncer de colon si detrás de la pérdida de sangre hay un cáncer de colon.  La deficiencia de hierro puede ser una de las primeras señales de cáncer de colon.  Otras posibles causas para deficiencia de hierro son la enfermedad celíaca y la enfermedad de Crohn.
Tomar suplementos de hierro puede aumentar la producción de hemoglobina y aumentar las reservas de hierro.  Pero es fundamental determinar lo que está detrás de la deficiencia de hierro para establecer la mejor alternativa de tratamiento. Consulta a tu médico.

Temas relacionados:

0 comentarios:

Publicar un comentario