lunes, 21 de febrero de 2011

Remedios caseros contra los cólicos menstruales

Cuando estás en “esos días” y el cólico te tiene molesta, sensible y desanimada, los remedios caseros podrían ser tu solución para aliviar el dolor. Y es que no sólo son bastante efectivos, sino que además vienen llenos de mucho amor. Pon en práctica estos remedios caseros para los cólicos menstruales y mímate.
 
A los períodos menstruales dolorosos también se les conoce como dismenorrea, el término médico mediante el cual se conocen los malestares que vienen con la menstruación. Y decimos “los malestares” pues los cólicos menstruales no es lo único que sienten algunas mujeres cuando les llega su periodo.
Sin embargo, en este artículo vamos a hablar exclusivamente de los cólicos menstruales, también conocidos como dismenorrea primaria, pues son el malestar más común en las mujeres, especialmente al inicio y puede disminuir al pasar los años.

¿Por qué se producen los cólicos menstruales? Cuando llega tu período menstrual, el cuerpo libera una sustancia química llamada prostaglandina, que se encarga de hacer que los músculos del útero se contraigan para poder expulsar de tu cuerpo el tejido que se ha formado para recibir a un bebé. Al desecharlo, sangras y, además, sientes ese dolor que algunas mujeres llaman “cólico”.
No hay mucho que puedas hacer para evitar estos dolores, pues son naturales del sistema reproductivo y una señal clara de tu fertilidad femenina. Aunque sí puedes hacer mucho para aliviarlos, y así poder seguir tu vida con tranquilidad en “esos días” del mes.
Caliéntate. El calor te ayuda a relajar los músculos y así aliviar el dolor. Busca la bolsa de agua caliente, o ponte compresas calientes.
Bebidas calientes. Probablemente tu propio cuerpo te dijo ya que no tiene ganas de tomar una limonada helada. Al contrario, lo que más necesitas es calentarte también por dentro y con algo suave. Una sopa caliente preparada en casa puede ayudarte. O también puedes tomar un té de hierbas o de canela, que además te ayudarán a relajarte físicamente y a suavizar las emociones.
Come ligero. Trata de llevar una alimentación saludable con granos integrales, frutas y verduras, pero limita la sal, la cafeína, las bebidas alcohólicas y el azúcar.
Relájate. Considera la meditación o un masaje.
Sacude el cuerpo y las energías. Aunque no lo creas, el estar activa y hacer ejercicio te puede ayudar a aliviar el dolor de los cólicos. Intenta ir a caminar o hacer tu rutina diaria de ejercicio (aunque sea con menor intensidad). Y si no tienes ánimos para tanto, prueba hacer algunos ejercicios caseros de estiramiento o yoga. Verás que, sin darte cuenta, el dolor se pasará y te sentirás mucho mejor.
Vacía tu vejiga. Cuando llega tu período, vas más al baño que en otros días. Es una costumbre sana que debes mantener. Tan pronto tengas ganas de orinar no te esperes, ve al baño, pues el vaciar tu vejiga te puede ayudar.
Medicamentos. Si el dolor persiste, puedes darte una ayuda extra con algunos medicamentos de venta libre para el dolor como: Acetaminofén (Tylenol, Panadol), Aspirina, Ibuprofeno (Advil, Motrin) y Naproxeno (Aleve, Naprosyn). Tómalas como se indica en las instrucciones y no las mezcles.
Desde luego que si tu cólico o dolor es más fuerte, no se puede aliviar con ninguno de estos remedios caseros ni con los medicamentos de venta libre, si tienes náuseas y o vómito, o te está afectando en tu vida diaria, consulta con tu médico. Podrías necesitar algo más fuerte o un tratamiento médico para dismenorrea secundaria. La dismenorrea secundaria es el cólico menstrual causado por un problema de salud que puede deberse , entre otros a: endometriosis, fibromas uterinos, enfermedad inflamatoria pélvica o adenomiosis.
Pero empieza por los remedios caseros, quizá estos podrían ser tu solución. Además, en esos días tienes un permiso oficial para mimarte, ¡aprovéchalo!

Temas relacionados:
Dieta quemagrasa 
Beber agua nos traerá muchísimos beneficios 
Ventajas de los probióticos 

0 comentarios:

Publicar un comentario